Preparar el biberón de manera segura

Para preparar el biberón, siga con detenimiento las instrucciones de preparación que encontrará en el bote o en el sobre del producto.

 

  • Prepare el producto cuando lo necesite y proceda a administrarlo de inmediato
  • Antes de comenzar a prepararlo, asegúrese de que todos los utensilios, es decir, biberones, esterilizador, tetinas, etc., se han lavado a fondo y se han esterilizado.  
  • Deseche las sobras de la fórmula anterior
  • Para limpiar los biberones del bebé después de utilizar el producto, es más sencillo utilizar un esterilizador a vapor. Si no dispone de uno, resulta más fácil limpiar los biberones en una solución de bicarbonato de sodio antes de enjuagarlo por completo y, a continuación, esterilizarlo de forma habitual.
  • Utilice siempre el cacito que se adjunta en el envase para medir el producto.

 

Recuerde

  • La fórmula en polvo para lactantes no es estéril. Lo mejor es que la fórmula esté recién mezclada, de modo que prepárela justo antes de dársela al niño.
  • Agite o remueva la fórmula justo antes de su uso
  • La fórmula no debe calentarse más de 15 minutos antes de la toma
  • No hierva la fórmula ni utilice el microondas para prepararla o calentarla
  • La fórmula remanente del biberón debe desecharse transcurrida una hora desde la toma.  
  • La fórmula no debe recalentarse durante la toma ya que podría provocar una pérdida de nutrientes y afectar al sabor.

Etapa de transición