Etapa de transición

Muchas veces alimentar a un bebé alérgico a la leche de vaca puede resultar estresante. A continuación le ofrecemos algunos consejos que ayudarán a que las comidas sean más agradables para usted y su bebé.

 

Transición gradual a una nueva fórmula:
Si el niño rechaza la nueva fórmula elaborada con aminoácidos, escuche las sugerencias de su pediatra sobre como acostumbrar al niño al sabor de la nueva fórmula.  Puede empezar por mezclarla en un alimento que le guste al niño e ir incrementando la concentración de manera gradual hasta que el niño haya aprendido a aceptar el biberón.

Planificación en las comidas:

Cuando el niño pasa a una dieta compuesta sólo por leche de fórmula, es posible que a lo largo del día tome sólo algunos sorbos y que beba una cantidad pequeña de la fórmula de manera interrumpida. Para fomentar el apetito del niño se puede mantener un horario de comidas previsible y sentarlo en una trona a la mesa, lo que derivará en una mayor ingesta de la fórmula. La planificación también ayudará a disminuir la ansiedad relacionada con la comida y hará que el niño se acostumbre a la rutina y al placer de hábitos agradables, como la hora de comer.  

Intente «enmascarar» la fórmula:
Si el niño no quiere beber la fórmula en una taza normal, trate de echarla en una tacita de aprendizaje especial para niños o en una taza con pajita y tapa.  

Antes de realizar algún cambio en la dieta del bebé consulte con su pediatra.  

Cómo pasar de otra fórmula a una fórmula de aminoácidos