Primer paso – Alimentos con textura suave: los purés

La primera etapa en el desarrollo nutricional del bebé debe consistir en alimentos con textura fina y suave.

 

Su pediatra le recomendará con que alimentos debe comenzar, qué cantidad debe darle al niño y el orden en el que introducir los nuevos alimentos:

  • Comience con alimentos de textura suave, sin grumos y de sabor suave, como por ejemplo, con patatas, zanahorias, peras o manzanas peladas y cocinadas en casa, y dele un sólo alimento nuevo cada vez.
  • Los alimentos de textura suave cocinados en casa son una buena manera de controlar los ingredientes utilizados en las comidas que le da al niño.  
  • Puede cocinar los alimentos, hacerlos puré y guardarlos en un recipiente en el frigorífico para ese día o el siguiente.  También puede guardarlos en un recipiente adecuado y congelarlos. Luego podrá descongelar los recipientes según sea necesario.
  • Los alimentos en puré pueden enriquecerse con la fórmula que le haya recomendado el pediatra.  
  • Cuando compre alimentos preparados para bebés evite que contengan sabores, colorantes artificiales y aditivos (hierbas, especias, pastillas de caldo, sal y pimienta) . Consulte a su pediatra antes de utilizar productos preparados y lea con detenimiento los ingredientes especificados en la etiqueta. 
Segundo paso – Alimentos troceados: el inicio de las texturas