Consejos para introducir con éxito nuevos alimentos

Cuando el niño prueba un nuevo alimento o bebida no significa que vaya a gustarle desde el primer momento. El objetivo es que se familiarice y se encuentre cómodo con la novedad.

 

Los cambios pueden resultar desafiantes, sobre todo cuando tienen que ver con la alimentación. Para algunos niños, pasar de un biberón a una taza, de la leche materna a una artificial o de un grupo de comidas a otro puede resultar complicado. A continuación le ofrecemos algunos consejos que harán esta etapa más fácil:  

  • Mezcle pequeñas cantidades del nuevo alimento con una gran cantidad de su alimento o bebida preferida. La proporción entre estos alimentos deberá incrementarse gradualmenteen el tiempo.
  • Si le ofrece las comidas sentado a la mesa, en una silla segura o en una trona, a intervalos regulares a lo largo del día, le provocará hambre, establecerá la posibilidad de predecir el horario de las comidas y además usted tendrá de cuatro a seis oportunidades al día para preparar nuevos alimentos o bebidas que resulten atractivos para su hijo.  
  • Ofrézcale alternativas y controle al niño tanto como sea posible.
  • Tenga cuidado con lo que dice y con lo que comunica de forma no verbal.
  • Juegue con la comida para favorecer que el niño se familiarice y se sienta bien con ella. Haga de la comida un momento divertido.