En cumplimiento de lo establecido en el RDL 13/2012, de 30 de marzo, Nutricia solicita su consentimiento para obtener datos anónimos de carácter estadístico sobre su navegación en este sitio Web.
Si continúa navegando por nuestro sitio Web entenderemos que acepta expresamente la instalación de cookies en su navegador, con las finalidades indicadas en nuestra Política de Privacidad.

Control dietético de las alergias alimentarias

Sólo las fórmulas elaboradas a partir de aminoácidos se componen en su totalidad de aminoácidos no alergénicos.

Las proteínas lácteas intactas y los fragmentos de proteína, tal y como se utilizan en algunas fórmulas para lactantes, pueden provocar reacciones alérgicas en niños sensibles. Este efecto no es producido con fórmulas con aminoácidos (AA).

Hace unos años, las fórmulas de soja eran el único producto disponible para los lactantes con alergia a las proteínas de  la leche de vaca. Conforme a las últimas directrices, este tipo de fórmulas sólo debe utilizarse en circunstancias concretas puesto que pueden ocasionar deficiencias nutricionales en el niño. En concreto, la leche de soja o las fórmulas elaboradas con proteína de soja no están recomendadas para niños alérgicos durante los 6 primeros meses de vida. Por otra parte, las leches de arroz, si no se adaptan, no contienen todos los nutrientes necesarios para el bebé, como proteínas, calcio, hierro y algunas vitaminas.

American Academy of Pediatrics. PEDIATRICS Vol. 101 No, January 1998, pp. 148-153

Utilizar una fórmula elemental