¿Cuándo debe acudir mi hijo a revisión?

Los médicos deben hacer revisiones regulares a todos los niños que padecen APLV para evaluar si ha mejorado su estado médico y, en última instancia, para saber si han superado la alergia.

 

El médico o especialista pediátrico querrá controlar el crecimiento, el peso, los signos y los síntomas en curso, así como las medidas objetivas de la alergia alimentaria. Como regla general, esto se debe hacer al menos una vez al año según la edad y afección del niño.

 

Muchos niños, aunque no todos, superan sus alergias alimentarias. Esto puede variar según el alimento de que se trate y depende de cada niño. La mayoría de los niños alérgicos a la leche ya no lo serán a los 3-5 años de edad. El proceso de revisión puede incluir varias pruebas, como pruebas cutáneas, análisis de sangre y exposiciones orales a alimentos según el tipo de reacción alérgica. Con síntomas de aparición temprana, tales como erupciones cutáneas o inflamación, lasinmunoglobulinas  E (IgE) desencadena la reacción alérgica. En este caso, se llevarían a cabo análisis de sangre o pruebas cutáneas de IgE. El otro tipo de alergia alimentaria se denomina alergia alimentaria no mediada por IgE y los síntomas como el eccema y la diarrea aparecen varias horas o días después de ingerir ese alimento, y también pueden suponer al final un aumento de peso muy lento. Por desgracia, algunos niños presentan reacciones mixtas.

 

¡Así que no empiece a preocuparse demasiado pronto si el análisis de sangre o la prueba cutánea sigue siendo positiva! Esto no tiene por qué significar que la APLV no se haya superado. Al final, puede que sea necesaria una exposición a alimentos bajo la supervisión de un especialista pediátrico para constatar que la APLV ha desaparecido del todo.

 

Pídale al médico revisiones con regularidad. Deben hacerse después de los 12 meses de edad y no antes de los 6-12 meses tras las últimas reacciones alérgicas.