A mi hijo le han diagnosticado APLV, ¿qué debo hacer?

Los bebés y los niños necesitan una cantidad diaria determinada de proteínas para crecer y desarrollarse con normalidad. Por esta razón, su hijo necesitará otra fuente de proteínas para reemplazar las proteínas de la leche de vaca que, ya no es una opción.

 

Si todavía sigue con lactancia materna…

La leche materna es la mejor nutrición para los lactantes ya que protege a su hijo contra el desarrollo de ciertas enfermedades. En raras ocasiones algunos niños reaccionan a las proteínas dietéticas presentes en la leche materna debido a que la alimentación de sus madres  contiene productos lácteos. Tras diagnosticarle APLV a su hijo, tendrá que eliminar la leche de vaca, los productos lácteos y todos los productos que contengan leche de vaca de su alimentación. Esto es muy importante ya que las proteínas de la leche de vaca se transmiten a través de la leche materna a la sangre de su bebé. Consulte a un dietista si va a probar una dieta de eliminación con el fin de asegurarse de que está recibiendo todos los nutrientes vitales que necesita para mantenerse con buena salud.

 

Si le da una fórmula adaptada…
Si ya está alimentando a su bebé con una fórmula, hay muchas opciones disponibles de fórmulas sustitutivas, que van desde fórmulas que contienen proteínas hidrolizadas de la leche de vaca, hasta las fórmulas que no contienen proteínas de la leche de vaca, las denominadas fórmulas con  aminoácidos o elementales (AAF). Si su hijo padece síntomas de APLV, las AAF deberían aliviarlos, ya que esta fórmula no contiene ninguna proteína de la leche y, por tanto, no podría causar una reacción alérgica.

Consulte con su pediatra sobre los productos disponibles y si son adecuados para su bebé.