Síndrome del intestino corto (SIC)

El SIC es una afección abdominal no alérgica en la que se elimina más del 50% del intestino delgado.

El síndrome del intestino corto (SIC) se produce cuando se extrae una parte importante del intestino delgado. El intestino delgado es una parte muy importante del proceso digestivo. Absorbe un 90% de los nutrientes y los fluidos que el organismo de su hijo necesita para funcionar. La pérdida de cualquier parte del intestino delgado reduce la zona de absorción de fluidos y nutrientes esenciales. La reacción de los lactantes y los niños ante la pérdida de cualquier parte del intestino delgado varía y depende de la cantidad y la parte del intestino delgado que se pierda. El nutricionista o médico les puede recetar una fórmula especial en el hospital a los niños con SIC.

El objetivo de la terapia nutricional en el caso de SIC es conseguir dos cosas:

1)      Ayudar a que la zona intestinal se adapte a los daños que se han producido:
el intestino se adaptará con el tiempo ya que irá creciendo y aumentando su capacidad de absorber los nutrientes y de digerir las fórmulas y alimentos de manera habitual.

2)      Mantener la estabilidad nutricional:
esto significa que el intestino necesita ayuda para la absorción de los nutrientes durante el período de adaptación. Por eso, el médico podría recetarle una fórmula especial, como una fórmula con aminoácidos para proporcionar todos los nutrientes necesarios. 

Bines et al. JPGN 1998; 26: 123-128