¿Qué pasa con la soja y otras leches?

Los niños con APLV son más propensos a desarrollar enfermedades alérgicas a una variedad de proteínas de otras leches, incluida la leche de otros mamíferos, así como la leche de soja.

Leche de soja

Antes de que las fórmulas validadas con aminoácidos o con proteínas hidrolizadas estuviesen disponibles de manera generalizada, la fórmula con soja era el único producto dietético al que se podía recurrir para alimentar a los lactantes con APLV. Las fórmulas para lactantes a base de proteínas de soja contienen proteínas de soja derivadas de la harina de soja y una mezcla de hidratos de carbono en forma de sacarosa y jarabe de maíz. 

Es comúnmente generalizado por parte de los profesionales de la salud el no recomendar los productos de soja para lactantes menores de 6 meses por varias razones:

  • Las fórmulas con proteínas de soja pueden tener desventajas nutritivas para su bebé y sólo deben utilizarse en circunstancias específicas.
  • Contienen concentraciones elevadas de ingredientes como fitato, aluminio y fitoestrógenos, cuyos efectos a largo plazo se desconocen. 

 

Si su hijo tiene más de 6 meses y su médico piensa en una fórmula de proteínas de soja para el tratamiento dietético de la APLV, se deberá determinar en primer lugar si tolera dicha proteína mediante una exposición clínica.

 

Otras leches

En algunos países, la leche de otros mamíferos como cabras u ovejas, se ha utilizado tradicionalmente para la alimentación de los bebés con APLV,  algo que no recomiendan organismos  internacionales como la Organización Mundial de la Salud, ya que puede que estas leches no proporcionen todas las vitaminas y minerales (sobre todo ácido fólico y vitaminas B6, B12, C y D) que su bebé necesita y que, además, no todos los bebés alérgicos a la leche de vaca las toleran. Las fórmulas de prevención de las alergias no son adecuadas para el control dietético de la APLV.

 

Las leches de cereales podrían ser otra opción; sin embargo, pueden carecer de los nutrientes necesarios que su bebé necesita, como proteínas, calcio, hierro y algunas vitaminas si no se adaptan.

 

Hable con el médico antes de alimentar a su hijo con alguna de las leches anteriores para asegurarse de que tolera las leches de otros mamíferos y de la soja y si éstas cumplen los requisitos dietéticos de su bebé.

 

British Dietetic Association. February 2004.

CMO’s update 37.Department of Health, UK. January 2004.

Department of Health/Food Standards Agency.Committee on Toxicity of Chemicals inFood, Consumer Products and the Environment. September 2003.

¿La APLV desaparece?