¿Cómo se puede diagnosticar la APLV?

¿Cómo puede averiguar si su hijo es alérgico a la leche de vaca? ¿Y qué hará el médico de su hijo para dar con un diagnóstico correcto?

Qué sucede en la consulta del médico:

Para diagnosticar la APLV su pediatra necesitará algo más que una simple prueba. A la hora de decidir si su hijo padece una alergia alimentaria se tendrán en cuenta los síntomas del niño, su historial médico y una evaluación, así como los resultados de las pruebas.

 

Cuál es la mejor forma de prepararse para la consulta:

Cuando se trata de diagnosticar alergias, el historial médico del niño puede ser tan importante como los resultados de las pruebas de diagnóstico. Antes de visitar al médico debe preparar la información sobre el historial médico familiar, así como el historial médico de su hijo.  Acceder al planificador de visitas
Identificar los síntomas de la APLV es el primer paso para aliviar a su bebé. Por tanto, también será de gran utilidad conservar una lista detallada y un diario de los síntomas. Acceder al diario de síntomas y acceder al listado de síntomas.

Además, es buena idea preparar las preguntas que quiera hacerle al médico, como:

  • ¿Podrían deberse los síntomas de mi hijo a una alergia alimentaria?
  • ¿Es posible confirmar la alergia alimentaria de mi hijo? ¿Qué pruebas se tienen que hacer?
  • ¿Necesito ir a un especialista?
  • ¿Cuáles serán los pasos siguientes?

 

Pruebas de diagnóstico que el médico podría querer llevar a cabo:

El médico de su hijo debe utilizar toda la información antes mencionada para decidir qué pruebas de alergia son necesarias. Las pruebas de alergia pueden incluir análisis de sangre y pruebas cutáneas, así como dietas diagnóstico. El tipo de prueba que el médico considere apropiada dependerá del tipo de alergia que se sospeche.

A las pruebas cutáneas se les da preferencia porque son más rápidas. Cuando las reacciones alérgicas se producen de modo inmediato después de que el niño ha comido, es más probable que una prueba cutánea o un análisis de sangre den positivo, mientras que los síntomas que aparecen después de un tiempo son más difíciles de probar en la sangre. Tenga en cuenta que este tipo de pruebas de alergia son sólo una parte del proceso diagnóstico ya que se pueden producir resultados erróneos positivos o negativos. Esto significa que su hijo puede mostrar síntomas de alergia a pesar de que la prueba diga que no es alérgico.

Las dietas diagnóstico, como dietas de eliminación o exposición a alimentos, se pueden elegir cuando las reacciones alérgicas se produzcan horas o días después de haber ingerido el alimento.

 

Todas estas pruebas deben realizarse bajo supervisión médica por parte de un especialista.

Con la información de los antecedentes médicos de su hijo, los síntomas y las pruebas de alergia, usted y el médico de su hijo serán capaces de desarrollar un plan para controlar los síntomas.

¿APLV o intolerancia a la lactosa?